EL PRECIO: Una decisión peligrosa.

Todos en este mundo cuando queremos vender algo, buscamos sacar el mayor precio posible y es tan normal como cuando estamos en la parte de arrendatarios y queremos buscar el menor precio posible. Aunque esto es aplicable para casi cualquier cosa que queramos vender. Específicamente a la hora de vender/rentar una casa, ¿Te haz preguntado que consecuencias puede tener fijar un precio alto?

Les doy 3 ejemplos de lo peligroso que puede ser fijar un precio por encima de su valor.

 

1.- AYUDARAS A TU VECINO A VENDER ANTES: Siempre habrá en la misma colonia una casa muy similar a la que nosotros estamos vendiendo y los compradores seguramente la encontraran de la misma manera que encontraron nuestra casa. Les pregunto; Si nosotros pedimos $2,000,000 por la casa y nuestro vecino pide $1,650,000. ¿Con quien creen que se ira el comprador?…

2.- MENOS CLIENTES POTENCIALES PARA NUESTRA CASA: Hoy en día 2 de cada 3 clientes potenciales para nuestra casa llegan atravez de los anuncios en portales inmobiliarios de internet, normalmente para buscar las propiedades en estos portales el cliente establece en el buscador rangos de precios. Si nuestra casa esta anunciada en $2,000,000 y el cliente máximo puede comprar algo hasta de $1,650,000, en su búsqueda NUNCA APARECERÁ NUESTRA CASA. (Si el anuncio esta en $2,000,000 y en la descripción dice “PRECIO NEGOCIABLE” tampoco aparecerá en las búsquedas de precios menores).

3.- TERMINAREMOS NEGOCIANDO EL PRECIO “NOSOTROS SOLOS”: Después de unos meses y con la presión del tiempo encima, despertaremos de nuestra ilusión de vender la casa en $2,000,000 y la estaremos poniendo en el precio real que es de $1,650,000, esto es simplemente porque después de tanto tiempo nunca recibimos, ni llamadas y mucho menos un oferta para poder negociar el precio, “nosotros solitos” sin alguien que nos lo pidiera bajamos el precio.

 

021223-precio2

Cómo encontrar un buen inquilino

Inquilino

No existe una respuesta única a esta pregunta, ni tampoco un método infalible para acertar al 100% en la búsqueda del inquilino perfecto, sin embargo hay una serie de pasos que puedes tomar para tratar de acercarte lo más posible a ese resultado.

Lo primero que tienes que tener claro es que por mas necesitado que estés en rentar tu propiedad, no se la debes rentar al primero que muestre interés en ella.

Desconfía de:

1. Alguien que te prometa pagar el año por adelantado y en efectivo.
2. Que te presione por que le des las llaves lo antes posible.
3. Te presente un fiador comprado.
4. No te de buena espina.
5. Te ofrezca el dinero de la primera renta en ese momento, con el objetivo de tener la posesión del inmueble lo más rápido posible.

Desgraciadamente cada vez hay más gente que vive de estar engañando a propietarios inexpertos y abusan de ellos.

En busca de un buen inquilino:

1. Entrevistalo, pregúntale todo lo que puedas. El objetivo de esta entrevista es conocer cómo se gana la vida, enredarlo para ver si miente en algo, y ver si tienes empate a con el, muchas veces la primera impresión basta para saber con qué tipo de persona tratas. Recuerda que debes tener claro a quien le confiaras  tu patrimonio.

2. Pide que te llene una solicitud de arrendamiento donde de puño y letra escriba sus datos generales: teléfonos,  más,  datos de su trabajo, jefe, referencias, ingresos etcétera.

Utiliza estos datos a la hora de la entrevista.

3. Investiga al fiador en: registro público de la propiedad,  habla a su trabajo, visita la propiedad. Recuerda que si el inquilino no paga tendrás que acudir con el para que se haga responsable.

4. Investiga al inquilino: habla a su trabajo, pregunta ta por el, habla a sus referencias, familiares y confirma todo lo que puso en su solicitud.

Estos puntos no garantiza tener un excelente inquilino, pero si te tomas el tiempo de investigar y entrevistar a inquilino y fiador, el porcentaje de error disminuye considerablemente.

No dudes de tu 6 to sentido, en este tipo de situaciones, el presentimiento o corazonadas respecto a una persona te puede ayudar, muchas veces el inquilino puede haber pasado la investigación,  al igual que el fiador, parece una persona confiable y solvente pero si hay algo que no te cuadre o no te convenga de todo, piénsalo 2 veces, estamos hablando de tu patrimonio, el cual dejarás en manos de un extraño, y si hay algo que no te late, no te sientas tas mal en negar le el arrendamiento,  tarde o temprano llegará el que te llene el ojo al 100%.

ARRENDAMIENTO INMOBILIARIO: Un círculo de 7 pasos.

Proceso

Con mi experiencia en este ramo puedo decir que el negocio del arrendamiento inmobiliario consta de 7 pasos que se repiten cada vez que se desocupa tu propiedad. Habrá quien los enumere de otra manera o agregue más, yo creo que estos 7 abarcan todo el proceso.

Empezaré a hablar de ellos a fondo en los siguientes post, esto simplemente es una manera de irle dando forma a este blog e ir organizando el contenido.

1.- Acondicionar o Remodelar el Inmueble: Mantenimiento.

2.- Promoción: Buscando Inquilino.

3.- Investigación: Saber con quien tratas.

4.- Contratación: Las reglas del juego.

5.- Cobro de Renta: Debo no niego, pago no tengo.

6.- Atención al Inquilino: Imprevistos, vicios ocultos,

7.- Proceso de Desocupación: Regresamelo como te lo entregue.

VIVIR DE MIS RENTAS…

 

Que bonito se escucha, no?

Actualmente hay mucha literatura  que motiva e impulsa al “ciudadano común” a invertir en bienes raíces para posteriormente ir creando un portafolio de propiedades que en un futuro nos permitan vivir de nuestras grandiosas rentas. Algunos libros, (Padre Rico Padre Pobre, de Robert Kiyosaki) hasta exageran y lo hacen ver como si fuera la cosa más simple en la faz de la tierra.

No me voy a meter en la polémica de que tan viable es lo que dice el libro, solo quiero comentar algunos temas que considero importantes tomar en cuenta ANTES de que incursionemos en el negocio de los bienes raíces.

(Padre Rico Padre Pobre, de Robert Kiyosaki)

Esto es un NEGOCIO. Es decir, hay:

1.- Ingresos: Pago de renta por parte del inquilino.

2.- Gastos fijos: Cuotas de mantenimiento, predial, impuestos, en algunos casos pago de portero, luz de áreas comunes, honorarios del administrador etc.)

3.- GASTOS INESPERADOS O IMPREVISTOS: Tales como, fugas en la tubería de agua o gas, filtraciones de agua, cuotas de mantenimiento extraordinarias, falla en el sistema eléctrico, vandalismo, gastos de abogado en caso de juicio contra el inquilino o simplemente que el inquilino se retrasó en el pago de la renta.

 

Con esto quiero dejar claro que al ser un NEGOCIO no se puede esperar y depender del ingreso que genera la propiedad,

El tener un bien raíz que se compra para ser rentado es un negocio, que sin duda, nos generará ingresos extras, pero NO ES UNA INVERSIÓN. Inversión sería comprarla ahora para venderla después a un precio mayor.

El Primer Post

Después de tanto pensarlo, por fin he decidido crear un blog.

Me he dado cuenta que con más frecuencia, cuando busco algún tema en internet termino leyendo un blog. Al principio no entendía bien como funcionaba esto, lo encontraba parecido a un diario y pensaba que los muy babosos no sabían que si lo escribían en internet cualquiera podía leer sus secretos.

Nunca tuve un diario, y nunca me paso por la cabeza tener uno, tenia otras cosas más importantes que hacer como jugar futbol, policías y ladrones, nintendo, cualquier cosa antes que escribir un diario, eso era para las niñas. Lo único que sabía era que lo cuidaban como su más hermoso tesoro y ahora parece que es al contrario, lo escriben en internet para que todo el mundo se entere.

Image

Sigo haciendo deporte pero ahora he querido explorar otros horizontes, donde más que un diario es una bitácora de lo que veo, escucho y hago en mi trabajo como administrador de inmuebles. A veces hay historias tan buenas que tienen que ser contadas.

Mi idea con ese blog es simplemente documentar mis experiencias de mi relación con: Inquilinos excelentes, problema, chismosos, morosos, fiesteros. Con provedores informales, bien hechos, cuidadosos, abusivos, de cuidado!!. Propietarios con visión emprendedora, de crecimiento, inversionistas, presupuestos. Con la abuela dueña del edificio que vive de sus rentas, con los hijos buitres. Porteros ejemplares, chismosos, los que se creen más dueños que nadie. La vecina guapa, el mantenido, el nini o la señora eternamente detrás de su ventana.

Todo con un simple objetivo: Demostrar que el negocio del arrendamiento es un BUEN NEGOCIO, pero que requiere forzosamente de atención y cuidado. No basta con revisar la chequera mes a mes y ver si ya pago tu inquilino. El arrendamiento es mucho más que eso.